¿Qué música de boda para la Iglesia?

Ir a la iglesia para su boda es un momento memorable e inolvidable. El lugar sagrado ya se mueve en sí mismo, por lo que representa y su atmósfera tan especial. Pero otro elemento agrega aún más intensidad a una boda en la Iglesia: la música. Los novios pueden elegir las piezas que les acompañarán durante toda la ceremonia, que es muy musical. Nuestra seleccion de la mejor musica para decirle si a la Iglesia.

Canciones religiosas para una boda

Casarse en la Iglesia es un proceso marcado por una dimensión religiosa. Además, la música que se reproduce durante el servicio incluye necesariamente canciones religiosas católicas.

La música tradicional del matrimonio católico

Desde las primeras notas, ciertas piezas musicales evocan el matrimonio religioso. Estos son grandes clásicos del matrimonio por la Iglesia.

La marcha nupcial, de Mandelssohn

Sin duda, la pieza más famosa para la boda de los novios es Marcha nupcial de Mandelssohn. Es la música simbólica del matrimonio por excelencia, la que encontramos en casi todas las películas románticas. Y uno de los más elegidos por parejas reales para formalizar su unión.

Las bodas de Fígaro, de Mozart

Las bodas de Fígaro son una de las óperas más famosas. Firmadas por el prodigioso Mozart, las notas rítmicas de las Bodas de Fígaro son ideales para una entrada dinámica y alegre, o para salir de la Iglesia para lanzar las festividades.

AVE María

Ave María es una pieza retomada por las grandes voces. Además del intérprete, hay diferentes versiones. Los de Schubert y Gounod – Bach son los más conocidos.

El Canon, de Pachelbel

Las notas del Canon de Pachelbel resuenan agradablemente cuando los novios se mueven en la nave o frente al altar, justo antes o después del intercambio de consentimientos. Vibrante de emoción, esta música subraya la magia del momento.

La llegada de la reina de Saba, de Handel

La novia y el novio son el rey / reina del día. La música La llegada de la reina de Saba está a la altura del evento. Se toca en el órgano.

El poder del evangelio

Las voces del Evangelio, suaves y poderosas al mismo tiempo, celebran el amor, la unión y la Divinidad con cánticos religiosos.

Oh, feliz día, de los cantantes de Edwin Hawkins

Oh Happy Day es una de las canciones de gospel más famosas. Alegre, festiva y famosa, toda la asamblea puede cantar el coro o tararear la melodía con el coro.

gracia asombrosa

Amazing Grace se canta en todos las ceremonias más bellas del mundo. Muchos artistas le prestan sus voces.

El himno de la alegría

Para los recién casados ​​que tienen la suerte de unir en una Iglesia con un órgano, El himno de la alegría es una gran elección. El instrumento le confiere una dimensión espiritual particular.

Alabanza total, por Richard Smallwood

Esta reciente música Gospel ya se ha consolidado como un clásico del género. Muchos recién casados ​​optan por unirse a la Iglesia con esta música de fondo.

Amén, por las impresiones

Este himno rítmico utiliza la expresión que cierra todas las oraciones: «Amén». Exuda una forma de serenidad y tranquilidad tan fuerte como las expresadas hacia la persona casada.

Tocando música secular para bodas en la iglesia

Algunas parroquias permiten lmúsica secular contemporánea dentro de sus iglesias para ceremonias de boda. Con la condición de que reflejen los valores de la institución religiosa y, por supuesto, el amor. Resulta que el Amor con A mayúscula inspira a muchos letristas. Sus palabras puestas a la música hacen eco de los votos hechos por los novios. Algunas sugerencias.

Siempre te amaré, de Whitney Houston

Decir que sí ante Dios es tomarse a sí mismo como marido / mujer de por vida. Como Whitney Houston canta tan bien con su título «Siempre te amaré».

November Rain, de Guns and Roses

La magnífica interpretación de esta canción de los Guns and Roses, reforzada por el eco dentro de la Iglesia, seguramente enviará escalofríos a todos los comensales.

No quiero perderme nada, de Aerosmith

los Banda sonora de la película Armageddon También es una muy hermosa declaración de amor. Palabras que remontan el trasfondo de la promesa de amor eterno intercambiadas: «para bien o para mal».

Nada más importa, de Metallica

Metallica en una iglesia, la elección puede parecer atrevida. Pero las palabras de Nothing Else Matters son de hecho una declaración de amor. A su mitad, a su pareja, ahora unidos de por vida.

Todo lo que hago, lo hago por ti, por Bryan Adams

El título de esta canción habla por sí solo. Literalmente «todo lo que hago, lo hago por ti», este declaración de amor recuerda el famoso “hasta que la muerte los separe”.

El himno al amor, de Edith Piaf

La unión de dos seres que se aman, incondicionales y eternos ante los hombres y ante Dios, esto es lo que canta Edith Piaf en su Himno al amor.

En algún lugar sobre el arco iris, por IZ o Louis Armstrong

A la película “El mago de Oz” le debemos la magnífica melodía de “Somewhere over the Rainbow”, en la que la letra es interpretada por Julie Garland, quien también tiene el papel principal. Esta canción es luego versionada por Louis Armstrong, con What a Wonderful World. Se espera una última versión muy suave y tranquila, interpretada por IZ (Israel Kamakawiwo’ole).

Perfecto, de Ed Sheran

Es un éxito muy aclamado para bodas que nos entrega Ed Sheran con su título «Perfecto». Esta dulce melodía se toca a menudo durante la recepción, especialmente para la apertura del baile. Pero también es muy adecuado para la Iglesia.

La música contribuye al ambiente de una ceremonia de boda. Personaliza el servicio religioso. Entrada de los novios, votos de fidelidad, intercambio de alianzas, discursos y salida de los novios, los interludios musicales en la Iglesia son numerosos. La selección debe pensarse de forma armoniosa, según el momento que acompañe. Los gustos de los dos prometidos deben conciliarse, de acuerdo con las directivas de la parroquia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *