Estas 5 cosas que debes hacer los días previos a tu boda

Los preparativos para la ceremonia de boda y la recepción pueden ser muy estresantes y agotadores. No es de extrañar que unos días antes de la boda solo sueñes con decir el «SÍ» sacramental y al mismo tiempo tener las cosas relacionadas con la organización fuera de tu mente. Si ya has cumplido la mayoría de los trámites, solo tienes que acordarte de comprobar los pequeños detalles, y aún te queda algo de tiempo hasta el gran día, perfecto. He preparado para ti una lista de 5 cosas bonitas que debes hacer unos días antes de tu boda para relajarte. Créeme, ¡no te arrepentirás!

1. Ve a una despedida de soltera

Si aún te quedan unos días para casarte y hasta ahora no has ido a tu despedida de soltera, es hora de cambiarlo lo antes posible. Es un buen momento para reunirse con amigos, ir juntos a un club o ir a la montaña o al mar para un viaje de fin de semana.

La organización de un evento de este tipo recae en particular del lado de los testigos y amigos, por lo que no tiene que preocuparse de que esté planificando el próximo evento. Todo lo que tienes que hacer es darles a tus amigos una señal de que te gustaría pasar la última noche virgen con ellos.

Pueden pasar tiempo juntos en el spa, organizar una «fiesta de pijamas» con películas y deliciosos bocadillos, o pasar tiempo activamente en la ciudad. Este momento de respiro después de largos meses planeando una boda sin duda le será útil.

2. Aprovecha los tratamientos de belleza

Justo antes de la boda, debes visitar a una esteticista para que te haga unas uñas que combinen con tu vestido de novia. Este también es un buen momento para un maquillaje de prueba y un peinado de novia si aún no ha tenido tiempo para ello. Además, puedes optar por tratamientos cosméticos no invasivos que hayas utilizado anteriormente o, por ejemplo, por regulación de cejas y extensiones de pestañas.

Es mejor renunciar a los tratamientos de los que no está segurocómo reacciona su cuerpo y su piel, por ejemplo, en su cara. Se recomiendan las mascarillas humectantes y un cuidado suave, pero no exagere. También puedes pedirle a tu peluquero que aplique una mascarilla regeneradora en tu cabello, pero no experimentes con el color o el corte.

3. Duerme un poco

Unos días antes del día de tu boda, no debes olvidarte de dormir. Es muy importante porque sin él te distraerás y tu estado de ánimo durante el día de tu boda puede no ser el mejor. Intenta calmarte y no pensar ni un momento en cosas relacionadas con la organización. Date un momento para relajarte y dormir bien.

El día antes de la boda, puedes preparar un relajante baño en agua tibia. Haga que la velada sea realmente agradable y relajante, puede leer un libro y usar sus cosméticos de belleza favoritos.

Si no tiene tiempo para ello el día antes de la boda, intente al menos realizar dicho ritual 2-3 días antes de la fecha prevista de la boda.

Después del baño, puede preparar ropa de cama limpia y dejar el teléfono a un lado. Trate de no acostarse demasiado tarde, para que por la mañana no tenga problemas para levantarse. Después de todo, los preparativos para la boda comienzan desde la misma mañana.

4. Pruébate un vestido de novia

Unos días antes de la boda, deberías presentarte a la última prueba del vestido de novia. Lleva tu ropa interior, zapatos y complementos que quieras usar ese día. Este es realmente el último momento para ver cómo te presentarás durante la boda en vivo. Si es necesario, la costurera también tendrá tiempo para hacer pequeñas correcciones.

No tendrá que preocuparse de que el vestido quede demasiado suelto o demasiado ajustado durante el tiempo que no lo haya medido durante varias semanas. Unos días antes de la boda, es poco probable que su cuerpo sea muy diferente al del día de su boda, por lo que es un buen momento para hacer correcciones.

Cómo guardar un vestido de novia

5. Habla con tu prometido

Los últimos días antes de la boda debes dedicarlos a conversaciones relajadas y honestas con tu prometido. Además de las conversaciones directamente relacionadas con los trámites y organización de la boda, también se tratan temas más relajantes. Puede recordar los viejos tiempos, el momento en que se conocieron y todos los buenos momentos que vivieron juntos.

Puede pedir una cena agradable y olvidarse de la boda y los preparativos de la boda por un momento. De hecho, tienes todo abrochado hasta el último botón, por lo que es mejor concentrarse en algo agradable.

Es una buena idea preparar fotografías conjuntas. Podrás recordar mejores vacaciones, días festivos y viajes juntos. Quizás te recuerden situaciones divertidas que no recuerdas a diario, pero que son un recuerdo realmente agradable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *